Análisis de las elecciones en Vélez

El sábado 15 de noviembre se celebraron en el Club Atlético Vélez Sarsfield las elecciones para renovación de autoridades, en concordancia a lo que establece el estatuto de dicha institución. Las mesas se abrieron poco después de las 8:30 (con demora), y se cerraron a las 19 horas. Cerca de las 21, Raúl Gámez salía a saludar ya seguro de su victoria, coronando una gran jornada cívica para la institución. (Ver La Nueva Comisión Directiva)

Más de 6.500 socios se acercaron a participar de las elecciones, lo que constituye un record para el club. Estaban habilitados para votar todos los socios mayores de 18 años, con más de dos años de antigüedad con la cuota al día. La votación era para elegir a los miembros de la Comisión Directiva (Presidente, Vicepresidentes, Secretario, Prosecretario, Tesorero, Protesorero, Secretario de Actas y 10 vocales titulares y suplentes), la Comisión Fiscalizadora (3 por parte de la mayoría y una por la minoría) y la Asamblea de Representantes de Socios (102 en total, un 60% para la mayoría). Al igual que en la mayoría de los clubes, los puestos relevantes son los de la Comisión Directiva, ya que los demás órganos de gobierno responden automáticamente a esta.

Las elecciones se desarrollaron con normalidad y fueron record de participación (foto via dalefortin.com.ar)
Las elecciones se desarrollaron con normalidad y fueron record de participación (foto via dalefortin.com.ar)

En esta oportunidad, la elección se polarizó rápidamente entre dos listas: Círculo El Fortín, oficialista, encabezada por Raúl Gámez; y Unidad Velezana, liderada por Osvaldo Segade, en la que se destacó la presencia de Chilavert como 1er Vocal (por requisitos estatutarios no podía aspirar a mayor jerarquía). Estos dos hábiles declarantes subieron el tono durante la campaña, con acusaciones cruzadas en los medios de comunicación. A pesar de esto, afortunadamente, las elecciones se desarrollaron en perfecto orden.

Está claro que la presencia de la figura política más importante del club en los últimos 30 años y uno de los jugadores más importantes de la historia funcionó como un atractivo especial. Allí se encuentra uno de los motivos del record de participación. Otra cuestión importante es la situación deportiva y financiera del club. Lejos de los primeros planos en el fútbol, con una economía deficitaria que dificulta aún más mantener un plantel competitivo, el hincha está preocupado y consideró que era importante participar.

Este no es un fenómeno propio de Vélez, sino que se viene repitiendo en otros clubes. Si bien en la mayoría de los casos estas elecciones culminan con el triunfo de una lista opositora o nueva en la política, el antecedente de Racing en 2011 estaría en la misma línea que estas. En aquella ocasión, el record de participación se tradujo en un amplio apoyo al oficialismo. Aunque Círculo El Fortín era la agrupación en el poder, también consideraba necesario un cambio, como se muestra en la conformación de la lista sin miembros de la gestión actual. Los socios, entonces, no sólo coincidieron con el diagnóstico, sino que creyeron que Gámez era la persona indicada para realizarlo.

Este será el tercer mandato para Raúl Gámez al frente de la institución. Los anteriores fueron 1996-1999 y 2002-2005, en los cuales el éxito deportivo y económico dejó buen recuerdo en el club. Personaje polémico, de estilo personalista, fue miembro de la barra brava por los años 80. Luego, como dirigente, mantuvo sus vínculos con ellos, admitiendo incluso que les facilita micros y entradas. También es sabida su hostilidad, buscando instalar a Vélez como una institución poderosa, mediante provocaciones y hechos violentos. Es decir, es un dirigente que sabe usar a las barras y maneja sus códigos, reproduciendo así sus prácticas y dándoles poder. No es casual que haya aparecido festejando su triunfo con la barra, e incluso declarado desafiante “no hacer el papel de [Javier] Cantero”.

Gámez festejó también con la barrabrava del club (foto via velezsarsfield.com.ar)
Gámez festejó también con la barrabrava del club (foto via velezsarsfield.com.ar)

Por otra parte, también se hizo conocido por sus denuncias a Julio Grondona, tanto por su manejo en el poder como por los negocios con el fútbol. Mostrándose como una alternativa dirigencial, proponiendo transparencia, incluso llegó a cuestionar la protección hacia las barras por parte de este y el Gobierno Nacional. Sus aspiraciones a sucederlo en el poder y encabezar así una renovación nunca pasaron de las declaraciones, consciente de la solidez del armado que lo sostenía al entonces presidente de la AFA. Sin embargo, ante la vacante abierta, no cree que su carrera esté fuera del club, aunque alienta reformas para evitar “un nuevo Grondona” y a Tinelli y Verón como nuevas caras.

Ante este panorama, los hinchas de Vélez están contentos, tanto por el éxito del acto democrático como por la esperanza de un cambio que los devuelva a sus días dorados. Sin embargo, en el contexto más amplio del fútbol argentino se plantea otra duda: ¿Es Gámez un dirigente que pueda ayudar a poner fin a la violencia que se cobra cada vez más vidas? No tanto por su pasado como barra, sino por su accionar como dirigente, es difícil creer que así sea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close