CUESTIÓN DE ESTADIO

Una mirada distinta sobre el deporte

El juego político de la AFA

Luis Segura fue ratificado para completar el período iniciado por Grondona (via Clarín)

Luis Segura fue ratificado para completar el período iniciado por Grondona (via Clarín)

En un artículo anterior  hice una primera aproximación a los interrogantes que surgieron a partir del fallecimiento de Julio Grondona. Ahora, que se confirmó la continuidad de Luis Segura al frente de la AFA para completar el período 2011-2015, el escenario no se modificó sustancialmente. La estrategia de la mayoría fue ganar tiempo, pero ya empiezan a haber algunos indicios de cara a la próxima elección  y el rumbo que van a buscar para la AFA.

Lo primero que es necesario entender es quién decide y qué se elige. El Estatuto de la AFA establece que es la Asamblea Ordinaria la que elige al presidente, por más de la mitad de los votos de quienes componen la misma. La misma está compuesta por un representan de de cada club de Primera, 8 elegidos por la “B Nacional”, 7 por la “B Metropolitana”, 4 por la “C”, 3 por la “D”, uno por el “Argentino A”, y uno por cada liga regional afiliada. Como se ve, el peso de los clubes de Primera es mucho mayor que las demás categorías, relación que se potencia entre los de la región pampeana y los del interior.

El estatuto también le otorga un rol preponderante al presidente, tanto por sus atribuciones como por su presencia en los distintos organismos que componen la institución. Esto le da de por sí una capacidad de negociación y un poder que lo pone por encima del resto de los representantes y también de la Asamblea. Julio Grondona había sabido aprovechar estas ventajas para constituirse en la persona central, sin que los demás pudieran ejercer influencia sobre él. Esto, la próxima autoridad va a tener que construirlo, ya que es una característica del liderazgo que potencia las ventajas estatutarias, pero no está determinado por el mismo, como se ve con Luis Segura.

Primeros posicionamientos en la Asamblea de la AFA (Infografía tomada de canchallena.lanacion.com.ar

Primeros posicionamientos en la Asamblea de la AFA (Infografía tomada de canchallena.lanacion.com.ar

Una primera cuestión a aclarar sobre la infografía es sobre el “grondonismo”. A pesar de la insistencia de algunos de hablar de este grupo bajo esa identificación, considero desacertado  usar tal denominación. Su cercanía al fallecido presidente no es suficiente, puesto que para hablar de “grondonismo” sería necesario un programa común que representen, y un “anti grondonismo” que lo defina, condición necesaria para un relato de identidad. Con esto no niego la existencia de un grupo aliado conformado bajo el poder del anterior presidente, pero esta denominación es impropia y no permite entender su composición. La lucha es por espacios de poder, no por modelos o proyectos, que quede claro.

Hecha esta aclaración, la infografía de Canchallena da un buen panorama sobre la distribución de actores. Como ya dije, Grondona era el único que estaba encima del resto en la estructura de poder y ajeno a las influencias de los demás, por sus manejos, influencias y alianzas construidas durante su extenso período al frente de la entidad. En cambio, Luis Segura no cuenta con ese poder, dada la falta de legitimidad con la cual llegó a ocupar la presidencia (no la ganó en elecciones) y sabiendo que es temporal: es muy difícil que continúe finalizado el mandato. Esto deja a todos los representantes en igualdad, frente a un presidente que necesita construir poder aún. Frente a esta debilidad, los clubes con mayor estructura y recursos buscan recuperar su peso, capacidad de influencia y decisión. Imponer sus condiciones y recuperar poder aparece como acción lógica, y para eso se agrupan en el que denominan “grupo de los 10”. En contraposición, la alianza de clubes de menor tamaño y ligas regionales también aparece como lógica, puesto que de no hacerlo perderían su autonomía y capacidad de influencia.

Claro que esta división entre poderosos y débiles no es la única que explica el comportamiento ni va a definir el desarrollo de los acontecimientos únicamente. La política nacional está metida también en este juego, puesto que la AFA es un lugar de poder  y el fútbol un producto más que apetecible, tanto para empresarios como para políticos, como se vio en el caso de Brasil y el Mundial . No son pocos los dirigentes que siguen el camino que resultó exitoso para algunos, de instalarse en la opinión pública mediante la gestión y participación en clubes de fútbol. Estas alianzas a nivel nacional condicionan el accionar en la AFA. El ejemplo de Moyano tal vez sea el más claro y lo que define su posición más conciliadora actual, pero también pasa en distintos clubes, como Boca y River con figuras del Pro. Para sumar una nueva complejidad, las disputas de poder al interior de estas dirigencias, entre sectores que pretendan la autonomía política del club y los que quieran encuadrar la acción a la estrategia a nivel nacional van a condicionar las alianzas también.

Tinelli y Verón, representantes de una nueva camada dirigencial (foto via Diario Perfil)

Tinelli y Verón, representantes de una nueva camada dirigencial (foto via Diario Perfil)

Toda disputa de poder implica también por los recursos, y en este punto el Futbol Para Todos es una de las principales fuentes de ingresos de la mayoría de las instituciones representadas. De esta manera, el Gobierno Nacional es un factor de negociación importante. Es por ello que tanto el gobierno actual como los principales candidatos para las próximas elecciones presidenciales buscan tener gente de confianza en la AFA, y van a buscar que la presida alguien afín a ellos. De igual manera, los clubes van a buscar una buena relación con estos, para poder negociar mejores condiciones contractuales. En contrapartida, los riesgos para la clase política es perder al producto fútbol, como medio de llegada masiva pero también como producto para negociar con el sector privado. Para los clubes el límite está en la pérdida de autonomía, si el hombre elegido termina siendo un representante del poder político frente a los clubes y no al revés.

Las alianzas y posiciones probablemente vayan cambiando durante el próximo año, dado el carácter dinámico de la política y las circunstancias mencionadas. Por el momento, eligieron ganar tiempo y continuar el mandato de un presidente salpicado por la reventa de entradas durante el último mundial. El juego político recién empieza.

Anuncios

Acerca de Juan Martín Ramirez Bolaña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 28/10/2014 por en Actualidad, Nacional y etiquetada con , , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: